Biodeclarable

Hoy, para variar, es uno de esos días que duran más de veinticuatro horas. Un día que cansa de la rutina. Un día en el que ya no quiero dormir más. Ochenta y seis mil cuatrocientos segundos pensando lo mismo sin que tenga un ápice de ganas de dormir. Si tengo sueños, cuando tomo una siesta durante la tarde, pero de cualquier día. No hoy.

Hoy es una noche en la cual no dormiré, no existiré. Seguramente me quejaré en silencio como siempre suelo hacerlo. Donde nadie me vea, donde nadie me escuche. Estaré debajo de las sábanas que cubren la brisa que entra por la ventana. Me quedaré gimiendo por alguna cosa, recordando la parte triste de la peli que vi durante la tarde oscura donde se filtraron los sentimientos que no pienso mencionar.

Ecualizaré el soundtrack de las horas que le restan a la luna para darle paso al sol. Trataré de mirar hacia la puerta e intentaré ver algo que no está. Jamás estuvo y nunca vendrá. Las notas perderán sentido mientras me concentro en descansar. Respiro, me olvido. Vuelvo a este plano pero nada está en su abstracta normalidad. Mientras fluye el azul oscuro de mi habitación, las paredes se hacen más grandes. Se juntan sobre la cama y desean aplastar todo lo que está a su paso. Ahora caen sobre mí, una tras otra. Y en mi mente vaga sigo escribiendo una historia, donde hay verdades y mentiras. Donde hay un mundo paralelo y diez mil historias encerradas.

Entre uno y otro párrafo salgo, y arranco una hoja de mi libro. Descubro que me hacen falta tus besos, al decir verdad, ya lo sabía. Es otra declaración jurada en éste estrado que me apunta. Me acusa y la defensa está floja sin saber que decir. Que más da, yo tampoco sé cómo actuar, y por eso abrazo mi almohada deseando tener sueño para no soñar. Ni dormido ni despierto. Sólo para dormir unas horas y ver que éstas serán mejores que las veinticuatro anteriores que pasé entre la cobija y el aire que respiraba… Respira… Es una noche que no dormiré.

Tuyo, mío. Mia, de ti. Biodeclarable
/Mi aire es tuyo, es mío. Eres mía, soy de ti. Biodeclarable/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *